Calle del Cristo

Bienvenidos a la página de Santolea, desde la que intentaré facilitaros datos y noticias de este pueblo, costumbres, tradiciones y cuantas cosas puedan ser de vuestro interés.

 

En las distintas entradas de la misma, encontraréis muchos datos y muy  variados, que hacen referencia a acontecimientos y recuerdos vividos en él unos y oídos otros.

Mi deseo es que esta página, sea como una ventana hacia el pasado, que permita a muchas personas que no han tenido la suerte de conocerlo en sus mejores momentos, saber algo de su historia.

 

Las familias que vivieron, sus apellidos, el nombre de sus calles, las personas que habitaron en ellas y cuantas cosas curiosas que podamos recordar. Desde el año 1970, que emigró la última familia, el pueblo quedó abandonado durante dos largos años, tiempo este que fue aprovechado por los amigos de lo ajeno, para llevarse cuantas cosas quedaron a su alcance, hasta que el año 1972 se inicia su demolición, quedando alguna casa, que hoy podemos contemplar, su deterioro progresivo. Juntos vivimos momentos inolvidables y nuestra obligación, es transmitir a las nuevas generaciones, lo que nosotros conocimos y el amor que tenemos por nuestro pueblo y que no olviden este nombre. Santolea.

 

‘UNA MIRADA A SANTOLEA’, MUESTRA FOTOGRÁFICA DE 100 AÑOS DE HISTORIA DE UN ÉXODO RURAL, EXPUESTA EN LA BIBLIOTECA DE ALCAÑIZ HASTA EL 24 DE JUNIO

 

Quienes un día habitaron el hoy tristemente asolado municipio de Santolea (Comarca del Maestrazgo, Teruel), y sus descendientes, tienen muy presente en sus vidas que ‘perder los orígenes es perder la identidad’, afirmación popularizada por el cantautor Raimon en una de sus más exitosas composiciones. Con ese loable fin, el de mantener la memoria del que fuera uno de los pueblos más florecientes del Maestrazgo turolense, nació en 2009 la Asociación Cultural Santolea Viva, que en su encuentro anual de finales de abril reúne a cerca de dos centenares de personas de hasta cinco generaciones distintas para celebrar una festiva jornada de convivencia en torno a sus orígenes santoleanos y homenajear a su patrona, Santa Engracia. Esta primavera, además, gracias a la pasión fotográfica del doctor Miguel Perdiguer y la colaboración del Área de Cultura y Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo y de otras instituciones, la Asociación ha reunido en una interesantísima exposición varias imágenes del pasado de Santolea y de la vida actual de algunos de sus habitantes, que son hoy vecinos de otros lugares, entre ellos la pedanía alcañizana de Puigmoreno. La muestra lleva por título ‘Una mirada a Santolea’ y es, realmente, una ventana etnográfica que va desde los años 20 del siglo XX hasta la actualidad y que reúne el ayer y hoy del pueblo y de varias de las personas que allí nacieron y vivieron sus primeros años. Entre los años 30 y 60 del siglo pasado, la Confederación Hidrográfica del Ebro expropió a los santoleanos -a cambio de tierras de regadío en otros municipios- y derribó sus casas e iglesia, pese a que nunca fueron inundadas por el contiguo embalse, para evitar su ocupación ilegal.

‘Una mirada a Santolea’ puede verse desde principios de junio y hasta el 24 de este mismo mes en la Biblioteca Municipal de Alcañiz, gracias a la colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento y a las ya mencionadas aportaciones institucionales y personales. Ayer martes 6 de junio la presentaron en el espacio alcañizano la consejera de Cultura de la Comarca del Maestrazgo, Esther Medina, la concejal de Cultura del consistorio, Berta Zapater, la presidenta de la Asociación Santolea Viva, Laura Berné, y el admirable doctor Miguel Perdiguer, que nació en Santolea hace casi 100 años –un lejano 9 de agosto de 1918- y que, además de sus fotografías, conserva en su prodigiosa memoria muchos de los recuerdos del singular pero no por ello menos duro pasado santoleano.

En las palabras inaugurales, Zapater agradeció a la Asociación y a la Comarca del Maestrazgo su “interés por haber pensado en un lugar tan concurrido y emblemático como la Biblioteca de Alcañiz para la exposición sobre el pasado y el presente de Santolea y sus gentes”. Por su parte, Berné agradeció la colaboración institucional que ha hecho posible la muestra y resumió la historia del pueblo y del embalse de Santolea, “un pantano que nunca inundó las viviendas ni la iglesia, pese a lo cual fueron reducidas a ruinas”. Con la exposición, Santolea Viva pretende, según su presidenta, “rendir homenaje a las personas que tuvieron que abandonar sus casas y tierras y que perdieron su patrimonio y raíces injustamente, ya que la construcción del embalse no tenía por qué llevar pareja la destrucción del pueblo”. Tuvo también su emotiva intervención en la inauguración de ayer el autor de la mayoría de imágenes de ‘Una mirada a Santolea’, Miguel Perdiguer, quien explicó que había cedido a la Asociación las fotografías que quisieran de su ingente archivo, que empezó a tomar “con una maquinilla pequeña que todavía conservo y por la que pagué doce pesetas con noventa céntimos, una cantidad que me costó mucho reunir en mi época de estudiante de Bachiller”. Entre sus vívidos recuerdos, Perdiguer relató que “Santolea era una cabecera de una comarca a la que por aquel entonces se la conocía como ‘La Concordia’, seguramente porque entre sus vecinos se llevaban bien; era un pueblo agrícola mejor que los otros porque tenía más huerta, pasaba el río por allí y el resto eran todos de secano”.

Y así, el agua del río Guadalope que daba vida y riqueza agrícola a Santolea fue paradójicamente el principal motivo de su fin como pueblo, ya que se aprovechó el encañonamiento fluvial en sus cercanías para construir el embalse del mismo nombre; una obra que motivó un éxodo y dibujó un paisaje distinto y que, queriendo seguir el propio trayecto de las aguas, se llevó la prosperidad del regadío hacia las tierras bajas de la desembocadura, en las inmediaciones de otras dos cabeceras comarcales, Alcañiz y Caspe. De esta historia de trasvase de gentes y producciones dan testimonio, precisamente, ‘Una mirada a Santolea’ y la actividad de la Asociación Santolea Viva.

22 Abril 2017, VII encuentro

Llegada al Hotel
Fotografía del Grupo en el jardín del Hotel Castellote

Encuentro en Castellote

 

Como ya anunciamos en su día, el Sábado 22 de Abril  celebramos nuestro VII encuentro la gente de Santolea y sus descendientes, en el que hemos superado la cantidad de participantes, este año fuimos más de 170, procedentes de distintos puntos de España, Alcañiz, Barcelona, Castellote, Corbera de Llobregat, Castellón, Esplús (Huesca), Gavá, Hospitalet, Molins de Rey, Martorell, Nules, Ordal, Puig Moreno, Sabadell, Sant Pere de Ribes, Valmuel, Zaragoza, y cuatro familias de Francia, descendientes de antiguos habitantes de este pueblo, alguno de ellos,  sus antepasados fueron de los primeros que iniciaron la emigración.

 

El programa de actos fue de forma parecida a la de años anteriores, aunque en esta ocasión, la iniciamos con una exposición fotográfica de imágenes antiguas, que a unos nos trasladaron y recordaron  tiempos pasados y facilitaron a otros una idea de lo que un día fue el pueblo de sus mayores. Dicha exposición fue preparada por la Asociación Santolea Viva y por La Comarca del Maestrazgo, representada este día por Sonia, con la que compartimos comentarios y sueños a la que facilitamos las fotografías correspondientes, tanto de vistas del pueblo, como la de personas que un día vieron en él. Por su parte, el Ayuntamiento de Castellote.nos cedió una sala en el Aula de Cultura, donde permanecerán expuestas estas fotografías, hasta el día 19 de Mayo, donde se podrán visitar , Lunes, Martes y Miércoles.

 

A las dos nos trasladamos al Hotel Castellote, donde como siempre nos sirvieron la comida y donde  fuimos recorriendo todas las mesas, para saludar a personas conocidas y otras que no conocíamos, donde fuimos recordando nuestras respectivas familias y comentado sobre ellas, informando lo mejor posible a los nuevos de vivencias vividas con ellos.

 

Al finalizar la comida, el grupo de jota de Andorra, amenizó la fiesta con algunas jotas y bailes regionales, donde como cada año nos obsequiaron con una habanera dedicada a Santolea, cuya actuación termino a las siete de la tarde, momento que aprovechamos para hacer la fotografía del grupo de asistentes, en el jardín del Hotel.

 

Como el tiempo lo permitió, un grupo importante de personas nos trasladamos al pueblo, para sobre los restos del mismo y con ayuda de alguna fotografía, informar al que lo solicitaba, datos de donde vivieron sus familias y la distribución de sus calles y el nombre de las mismas, donde también nos esperaba para que le informáramos, un escritor de Granada, con   el que ya habíamos contactado antes.

 

Terminada la tarde, despedidas y proyectos para otro año, regresando cada uno a su hogar, con la satisfacción de haber pasado un día inolvidable.

 

Santolea 22 Abril 2017

José Aguilar Martí

Una mirada a Santolea, imágenes que no se pueden repetir, solo están en nuestra memoria y guardadas en nuestro archivo personal

Calle de La Solanilla

Cada una de estas imágenes, nos trae a la memoria, personas con las que hemos convivido y momentos inolvidables, recorriendo estas calles que hoy solo os podemos ofrecer en fotografía.

Calle del Cristo, cada puerta es un recuerdo.
Casa de los Portoleses
Plaza del Torrero
Calle del Cristo
Calle Mayor cuatro Esquinas
Calle de Carmen
calle de La Canal

Más información en Encuentro 2017

Empezamos este año 2017 con ilusión y pesando lo que podemos hacer por nuestro pueblo, tenemos algunas reivindicaciones que para nosotros muy importantes, en primer lugar el cementerio, que hay que conservar y restaurar aquel recinto, donde tantos cientos de antepasados nuestros, descansan en él  y donde algunos de los visitantes ocasionales que han pasado por el mismo, parece no hayan tenido el mínimo respeto hacia lo que aquello representa, rompiendo cruces y cuantas gracias se les ha ocurrido, lo que nos lleva a pensar, que en el momento de su visita, no eran muy conscientes de lo que hacían, porque supongo que a ellos les gustaría los respetasen, por lo que pedimos se restauren sus tapias y se haga un acceso que permita al que lo desee, acceder con el respeto debido, a recordar a aquellos antepasados nuestros.

Otra de las cosas que solicitamos, es la mejora del Calvario y su acondicionamiento, para que sirva de esparcimiento y lugar de reunión en momentos puntuales  a la vez que sea como el icono que represente a aquel pueblo maltrecho donde quedó una parte de nuestra vida, restaurando también la Ermita de Santa Engracia.

Este Calvario construido en el siglo XVIII, fue el orgullo de nuestros padres y abuelos, en su construcción, no se escatimaron esfuerzos, teniendo días de esplendor, hasta que llegó el Pantano y empezó la emigración de parte de sus familias, luego la Guerra Civil y a partir de aquí, ya no se recuperó y quedó a merced los desaprensivos, que no dudaron en llevarse todo lo que les apetecía, dejándolo en el lamentable aspecto actual.

La familia Aguilar - Querol, en Santolea, junto a hijos y nietos
Se puede observar el reducido espacio donde estuvo el pueblo de Santolea y la extensión que ocupa la explotación de la arcillas.
Caminos y rincones desaparecidos y recordados.
Esto fue la Plaza del Torrero
3 Octubre 2011
Pantano de Santolea 26 Marzo 2015. Foto Dr. Perdiguer
6 Agosto 2011, Molino del Cantalar, triste final del mismo.
Julio 2011, Mattin compañero de excursiones.
Guapas en Castellote
Puente Natural, 6 Marzo 2015
Puente de Santolea ( foto de archivo)
Pantano de Santolea, Presa de Cola